Ejemplar manifestación por la tarde y tensa madrugada

420

Otra jornada de contrastes se vivió la jornada de miércoles en Punta Arenas.

Fue una noche y madrugada distinta a las anteriores que se vivieron esta semana en Punta Arenas. Ni mejor ni peor, sólo distinta.

Durante el día, similar. La manifestación masiva en medio de un clima de alegría y de expresar “con todo” las demandas al Gobierno, sumando este vez un elemento esperanzador: la música, a cargo de intérpretes regionales que llegaron hasta la Plaza de Armas Benjamín Muñoz Gamero. 

Más tarde, los temores se disiparon. Al contrario de las jornadas anteriores no hubo incidentes en el área céntrica, salvo la tensión propia del estado que se vive y una que otra escaramuza insuficiente para encender los ánimos.

Sin embargo, la tensión se instaló nuevamente en los sectores periféricos, principalmente en los sectores de Eusebio Lillo, Cardenal Raúl Silva Henríquez y Barrio Archipiélago de Chiloé. Las tres manifestaciones se prolongaron hasta altas horas de la madrugada, llegando a su punto más álgido en el sector sur de Punta Arenas.

DOS DETENIDOS

En el caso de la Población Silva Henríquez todo se decantó pasada la medianoche. Una veintena de jóvenes se enfrentó con piedras a personal militar durante varios minutos. Los disparos hicieron retroceder a los manifestantes, dejando como saldo dos detenidos que fueron entregados a Carabineros.

CORTES DE LUZ

En Eusebio Lillo, a un costado de la Escuela Padre Alberto Hurtado nuevamente se instalaron barricadas (tres en este caso).

La manifestación, que incluyó la quema de un automóvil, fue masiva y se desarrolló en medio de una oscuridad producida por “cadenazos” al tendido eléctrico.

Cerca de las 02:00 horas el carro lanza agua de Carabineros se dirigió al sector para extinguir el fuego, siendo repelido con piedras, bengalas y todo tipo de objetos contundentes.

MÁXIMA TENSIÓN

Lo del Barrio Archipiélago de Chiloé fue de máxima tensión. Antes de la medianoche a lo menos tres barricadas eran instaladas por manifestante, mientras un grupo de vecinos se mostraba temeroso y contrario a la acción. Ya pasada las 01:00 horas el fuego se había multiplicado, los accesos cerrados y un vehículo era presa del fuego en medio de la calle.

Carabineros y el carro lanza aguas llegaron hasta el sector, iniciándose un enfrentamiento a distancia que se prolongó por cerca de 20 minutos y que tuvo a la máquina policial como protagonista tanto para extinguir las barricadas y repeler la acción, como de blanco de los manifestantes.

En el lugar los propios vecinos denunciaron que tres camiones tipo Porter y una camioneta se encargaban de proveer a los manifestantes con todo tipo de elementos para levantar las barricadas. 

Comentarios