Diputado Karim Bianchi dijo que la idea es regular tanto a quien puede estar administrando un negocio de estos, como también a quienes participan de él.

La Comisión de Transportes de la Cámara de Diputados aprobó en general, por 12 votos a favor, sancionar participación en carreras clandestinas de autos con el fin de hacer frente al riesgo que implica esta actividad, que puede provocar accidentes de tránsito y que actualmente no tienen ninguna sanción.

La normativa crea el concepto de carrera no autorizada, es decir, que no cuenta con el permiso de la autoridad, que importe la conducción de a lo menos un vehículo motorizado y que sean realizadas contra otros vehículos, contra reloj o cualquier otro dispositivo para medir el tiempo, para medir velocidades máximas o hasta llegar o pasar un punto, meta o destino determinado.

Igualmente, crea una figura base y otras calificadas con una agravación gradual de la pena, dependiendo de la concurrencia de resultados lesivos o dañinos.

En caso de causar lesiones menos graves o graves, la sanción contempla penas de presidio menor en su grado medio (541 días a 3 años y un día), multas entre 4 y 12 UTM y la suspensión de la licencia de conducir desde 2 años a 5 años.

Cabe señalar que el Ejecutivo tomó en cuenta diversas mociones, originadas tanto en la Cámara como en el Senado, y presentó un mensaje que busca poner atajo a la creciente realización de carreras clandestinas de autos. 

En concreto, el proyecto modifica la Ley de Tránsito para sancionar la organización y participación en carreras no autorizadas de vehículos motorizados, porque dicha conducta pone en peligro la vida o la integridad física de cualquier persona que transite, ya sea a pie o en otro vehículo, por el lugar en que se realice el recorrido no autorizado.

El diputado por Magallanes, Karim Bianchi valoró esta iniciativa que busca limitar una actividad que generalmente es convocada en redes sociales y explicó que la idea es regular tanto a quien puede estar administrando un negocio de estos, como también a quienes participan de él, por el riesgo que ello implica. 

Respecto de los llamados “tuning”, que son los vehículos que modifican, el parlamentario estimó que, a diferencia de lo que se expone en el proyecto, acá no se trata solo de autos de alta gama, sino a todo tipo de autos. 

Comentarios