Mejorar el control del servicio y la información a los usuarios plantea el proyecto que se busca poner en marcha en Santiago y que se espera sea replicado en todo el país a partir de 2021.

Varios serán los cambios que el Gobierno considera implementar para el transporte público a partir de los próximos años, partiendo en Santiago para replicarse luego en todo el país.

Ya se ha hablado de los buses eléctricos y máquinas dotas de WiFi, USB y aire acondicionado, a lo que se suma ahora el proyecto de incorporar buses y paraderos con pantallas inteligentes, capaces de entregar la información necesaria a los usuarios en cuanto a recorridos, horarios y ubicación de las máquinas.

Por estos días, el Directorio de Transporte Público Metropolitano (DTPM) se encuentra probando los diferentes software que pueden ser incorporados para actuar en tiempo real. Se estima que el sistema podría incorporarse antes de fin de año en el transporte capitalino, posterior a la respectiva licitación.

El ya fenecido sistema de Transantiago incorporó a fines de 2018 algunos paraderos dotados de pantallas informativas y algunas tecnologías en su flota de microbuses. Sin embargo, su evaluación estuvo lejos de ser positiva considerando la realidad que terminó por el reemplazo del servicio.

La gran pregunta que cabe hacerse es: Y en Punta Arenas ¿será plausible incorporar este sistema en los paraderos, considerando el mal uso que se le ha dado a estas estructuras?

Comentarios