El hecho investigado se remonta al año 2010.

Un caso que se remonta a 2010 es el que se ventiló en la Juzgado de Garantía de Punta Arenas, donde un ginecólogo fue formalizado por lesiones graves gravísimas en contra de una paciente.

De acuerdo a los antecedentes, el profesional Gonzalo Alee Gil sometió a una cesárea de urgencia a una joven de entonces 23 años, dejándola estéril. El hecho se registró en el Hospital Clínico, cuando el mencionado médico se encontraba de turno.

Se señaló que el profesional actuó “en contravención a la normativa vigente en Chile, que regula la esterilización femenina, la cual exige consentimiento expreso de la paciente, o en su defecto a solicitud de terceros, con certificación expresa, y en este caso no se contaba con ninguna solicitud y no mediar voluntad de la paciente. En este sentido, el médico realizó la esterilización provocando la imposibilidad absoluta de fecundar de la víctima”. 

Gonzalo Alee Gil fue formalizado por el delito de lesiones graves gravísimas, en calidad de autor, quedando con las medidas cautelares de arraigo nacional, fijándose cinco meses para la investigación.

Comentarios