La acción en la Corte de Apelaciones fue interpuesta por 307 pescadores, en contra de Navimag.

Una millonaria demanda interpuso un grupo de 307 pescadores, quienes acusan daño ambiental tras el hundimiento del transbordador Amadeo I, hecho ocurrido en agosto de 2014 en el sector del paso Kirke.

La acción interpuesta en la Corte de Apelaciones de Punta Arenas en contra de la empresa Navimag busca una compensación económica de más de 2 mil millones de pesos, en favor de quienes no han podido desarrollar la actividad laboral que es sustento de sus vidas.

En parte del escrito se señala que lo ocurrido “produjo la contaminación directa del agua de mar con hidrocarburos provenientes del navío, la muerte de 152 animales que la nave llevaba como carga, cuyos cuerpos quedaron en el agua, y la muerte de una gran cantidad de recursos hidrobiológico de la zona. Este hecho causó un grave daño ambiental a todo el entorno marino, un grave detrimento al patrimonio ambiental y perjuicios a la biodiversidad de la zona”.

Se agrega que “los peces y mariscos pueden incorporar contaminantes orgánicos persistentes y los depredadores que los consumen transmiten el envenenamiento de un animal a otro por la cadena alimenticia, poniendo en riesgo incluso la seguridad en la alimentación humana”.

Comentarios