A los 74 años falleció el último Ciudadano Ilustre de Magallanes.

Jaime Gutiérrez Varillas era un hombre de historias y anécdotas, que compartía su visión con una pasión asturiana que no dejaba indiferente a nadie. 

Y aunque por sus acciones se le colgó la “chapa” de filántropo, prefería regalar una sonrisa y asegurar que las cosas las hacía porque las sentía y no para que le dieran las gracias. “Y si las doy a conocer es para ver si algún otro paisano se motiva”, señalaba.

Extrovertido y enérgico, en los últimos meses su salud se había ido deteriorando. Acaso un alimento para su devota alma fue el reconocimiento que el pasado 22 de julio le entregó el Gobierno Regional cuando se le nombró Ciudadano Ilustre de Magallanes.

Este viernes Jaime Guitérrez dejó de existir a los 74 años, en su domicilio de Avenida España, donde son velados sus restos.

De él se puede decir además que estudios en el Instituto Don Bosco, Liceo San José y Liceo Luis Alberto Barrera, que era casado con Ruth Muñoz y que era padre de dos hijos, Macarena y José Manuel; que era devoto de la Virgen de Covadonga, que fue voluntario Bomberos de la Sexta Compañía Bomba España y que más que su actividad su pasión fue la ganadería.

Comentarios