Las cifras son las que maneja la Dirección del Trabajo y que dan cuenta de un alza de 17% respecto al mismo período del 2018 a nivel nacional.

En 2018 la Región de Magallanes se ubicó en la medianía de denuncias por abuso laboral y sexual al interior de las empresas, una estadística nacional de la cual ayer jueves se conoció su actualización en el periodo correspondiente a enero-junio de 2019. 

En estos primeros seis meses, en la región se han cursado siete denuncias por acoso sexual (10 en igual periodo del año pasado) y 36 de tipo laboral (32 en 2018). 

Las cifras corresponden a los registros administrativos que maneja la Dirección del Trabajo y que en el global nacional indican que en este primer semestre este tipo de denuncias aumentaron 17% respecto del mismo periodo del 2018, alcanzando un total de 1.380 casos. En el detalle, 1.069 de ellos corresponde a acoso laboral y 311 de acoso sexual.

Asimismo, en el último año la Dirección del Trabajo recibió más de 3.200 denuncias de “Derechos Fundamentales” y más de 500 por acoso sexual, las cuales fueron investigadas. En ese sentido, en más de 1.100 investigaciones se constataron vulneraciones y se solicitaron sanciones y multas a la justicia. 

En los próximo días la Dirección del Trabajo emitirá un instructivo, que se va a comunicar a todas las direcciones regionales, para que éstas prioricen las denuncias por maltrato laboral y que, además, le envíen periódicamente un registro de éstas al director nacional.

Comentarios