Por qué Apple cerró iTunes y qué puedes hacer con las canciones guardadas en la app “más odiada”

344

Es el fin del software que Steve Jobs presentó junto al iPod en 2001 como una “revolución digital musical”.

Durante varios días se había rumoreado que el gigante de la tecnología planeaba cerrar su popular plataforma. Luego se confirmó la noticia en la conferencia de desarrolladores que Apple organiza cada año en San José, California, Estados Unidos.
El software que Steve Jobs presentó junto al iPod en 2001 como una “revolución digital musical” -y que durante casi dos décadas estuvo integrado en las computadoras de Apple- será reemplazado por tres servicios.
Apple Music, Apple Podcasts y Apple TV serán ahora las aplicaciones en las que se podrán gestionar los contenidos cuando llegue la nueva actualización del sistema MacOS, llamada Catalina, en septiembre, junto con la nueva versión de iOS.
“El futuro de iTunes no es una aplicación, sino tres”, dijo Craig Federighi, vicepresidente senior de ingeniería de software durante la conferencia.
En cierta manera, iTunes no ha desaparecido, sino que ha migrado a la nube a través de otros servicios.
La empresa estadounidense espera así impulsar un nuevo cambio en su historia, pero también deshacerse de una de sus aplicaciones más icónicas que, con el tiempo, llegó a ser una de las más odiadas.
En un comunicado, Apple dijo que los usuarios todavía podrán comprar y descargar música a través de la tienda de iTunes, pero no explicaron cuánto tiempo permanecerá activa la plataforma.
Las compras y archivos almacenados a través de iTunes no se perderán, sino que serán administradas a través de Apple Music, Apple Podcasts y Apple TV en las computadoras Mac.
Esas tres aplicaciones funcionarán de manera independiente.
La heredera natural de iTunes será Apple Music. A través de esa aplicación podrás gestionar todas tus pistas musicales y archivos. Cuenta con un catálogo compuesto por más de 50 millones de cancEn cuanto a la aplicación de iTunes para computadoras con Windows, se mantendrá sin cambios.

DEL AUGE A LA CAÍDA


Tras su lanzamiento, iTunes se convirtió rápidamente en una alternativa más popular que otros servicios para la descarga y gestión de música en línea.
Además de comercializar la descarga de música, también ofreció espacio para la distribución de podcasts, libros electrónicos, videos y la gestión local de archivos de ordenadores.
“iTunes llegó hace 18 años como una ‘caja de música digital’ que dejaba a los usuarios importar sus CDs favoritos, organizar sus bibliotecas (musicales) y grabar mezclas personalizadas”, dice el columnista de tecnología del New York Times, Kevin Roose.
“Luego se convirtió en una tienda de música propia: un imperio mágico a un clic en donde por US$0,99 podías conseguir casi cualquier canción. Steve Jobs anunció su nacimiento como el comienzo de una nueva era de consumo mediático en la que los consumidores serían dueños de los derechos digitales de su propia música”.
Y así, Apple apostó -con acierto- que la gente pagaría por descargarse música “si era legal, barato y sencillo”, escribe Roose.
Con a su sistema de vender canciones por US$0,99, Apple logró crear un nuevo modelo de negocio para la música digital.
Pero, en los últimos años -sobre todo en la última década- iTunes experimentó una paulatina pérdida de usuarios, particularmente en la descarga de música.
Cada vez son más quienes buscan servicios de transmisión en línea, como Spotify o el propio Apple Music, en lugar de recurrir a iTunes.
Esos servicios en streaming ofrecen algo todavía más sencillo: para una cuota mensual por una biblioteca de canciones, y no solo por cada canción.

ODIADA Y REVOLUCIONARIA

Podría decirse que iTunes colapsó por su propio peso.
En 2015, Apple trató de rescatar iTunes mediante su propio servicio en streaming, Apple Music. Pero la idea resultó confusa para muchos de sus usuarios.
Otros lo consideran anticuado.
BBC

Comentarios